Después de la crisis de 2008, muchos pensamos que el deseado cambio de contenidos de los programas de Economía en el 99% de las Universidades del mundo se produciría. En 2014, auspiciado por los profesores Esteve y Rodri, la Asociación de Estudiantes de Económicas, AEE, organiza en abril de ese mismo año una serie de charlas sobre Modelos Macroeconómicos Alternativos. A lo largo de 5 sesiones se presentan planteamientos económicos heterodoxos como el marxismo y los postkeynesianos. O autores como Hyman Philip Minsky y Michael Kalecky.  A estas charlas se invita como tercer ponente al profesor Sánchez, quien habla sobre la teoría del circuito francesa y más en concreto la corriente de Dijon o Macroeconomía Cuántica. 

Apoyo internacional.pdf

 PARTE II: MICROECONOMÍA POSTKEYNESIANA

 

La razón moderna se fue a pique en la roca de la realidad (Hannah Arendt)

UNA RACIONALIDAD HUMANA BASADA EN LA INCERTIDUMBRE RADICAL Y NO EN EL RIESGO

 

Tema 2: Teoría de la elección

Cuando Keynes,  según Robert Skidelsky, comprueba que en la comisión MacMillan, en tal vez el peor momento del capitalismo, la contestación del Tesoro a quienes intentan incentivar la demanda del sistema capitalista mediante la construcción de carreteras es que no, nace en su cabeza revolucionar el modo de pensar del economista. La línea de ataque de Keynes no es otra que disolver la razón neoclásica con la idea de incertidumbre radical.


Como dice el adagio de Hannah Arendt, al igual que Marx al comienzo del 18 de brumario citando a Hegel: la razón moderna se fue a pique contra la roca de la realidad. Léase así: la razón moderna es de hecho la razón económica neoclásica sea en su corriente de agua salada profunda, la ortodoxia del mainstream, hoy dominante por doquier, sea en su corriente de agua dulce de la disidencia ortodoxa. La teoría post-Keynesiana se construye sobre una racionalidad humana más real. Una que sea acorde con el medio ambiente donde el sujeto económico toma sus decisiones. Una racionalidad procedimental como la defendida por Herbert Alexander Simons.  


Cualquiera puede desear fumar, pero tal vez, para su salud, necesite abandonar el tabaco (Len Doyal e Ian Gough)

UNA TEORÍA DEL CONSUMO BASADA EN LAS NECESIDADES Y NO EN LOS DESEOS

 

Principios y aplicaciones para la teoría de la demanda.

Veblen criticó la escasa atención que los economistas han dedicado al consumo. Parece que el único asunto relevante es para la mayoría de nosotras la de la distribución de la renta. Así fue como lo consideró, por ejemplo, David Ricardo. O la preocupación obsesiva del neoclasicismo por justificar a toda costa y contra toda lógica una remuneración del capital por su productividad. Ahora, con una crisis ecológica imposible de ocultar ya, no estamos en los 70s, el consumo toma el protagonismo que vio Veblen en su tiempo. El escribió un libro imprescindible para suplir tal carencia: La teoría de la clase ociosa, esto es, la Economía del Consumo Conspicuo. Un clásico que da origen a la Economía Institucional.


Esta teoría alternativa del consumo se fundamenta en las necesidades y no en los deseos. Separabilidad, umbrales y crecimiento son sus rasgos más relevantes. Como bien señala Carpintero (ver área de descargas), la ecología y los postkeynesianos pueden encontrar en este lugar su punto de encuentro. Pero también, hay una coincidencia con la Economía Humanística y con Anwar Shaikh. El precursor es Renè Le Roy y un artículo suyo de Econométrica en francés. 


PARTE III: LA MACROECONOMÍA DEL CORTO Y DEL LARGO PLAZO 

 

Tema 5: Dinero, deuda y política monetaria

Con la inteligencia que le caracteriza, David Ricardo, en The High Price of Bullion, alaba el papel de la banca en la creación de dinero, pero quiere condicionar el comportamiento de los bancos obligándolos a pagar en oro en caso de sobre-emisión monetaria. Quien tiene el poder de controlar la cantidad de dinero, decía el Príncipe de los economistas, puede regular su valor, es decir, tolera o prohíbe la inflación. Sin oro, sin brillo tampoco, el monetarismo recupera la vieja idea ricardiana, a la que Kaldor se opone con toda razón: nace la teoría poskeynesiana del dinero endógeno. 


5.3. Una visión sistemática de la economía monetaria: el modelo consistente de fondos y flujos (stock-flow consistent (SFC) model)

El Nóbel Tobin denominó consistencia del modelo a la propiedad de saber la procedencia y el destino de todo flujo monetario. Minsky tenía la visión del capitalismo como un sistema financiero, donde todas las partes son bancos, es decir, balances interdependientes. La contabilidad debe ser la lógica propia del economistas. Y así lo es en la modelización de la Economía post-Keynesiana: los stock-flow consistent model de Godley,  Lavoie. Desarrollados por Zezza. Aquí presentamos el más simple. 


Tema 6: Acumulación y capacidad: La formación actual del economista es deficiente incluso en lo que a teoría de precios se refiere. El modelo empleado es el de competencia perfecta.  Donde los agentes económicos se comportan todos de un mismo modo y ninguno de ellos sospecha que cuando aumenta su producción de un modo análogo se comportan los demás; y sabiendo esto y todo asume que los precios no bajan es pura irracionalidad. Pura métrica es el primer sistema de precios o valor trabajo. De esto y de algunas cosas más trata La controversia del capital.